La mejor guía mexicana por expertos en decoración, arquitectura y el buen vivir.
#mexicotieneambientes

9261011 ambientes.suscripciones@gmail.com

UNA CASA QUE DESTACA POR SU LUMINOSIDAD Y OPTIMIZACIÓN DEL ESPACIO

Interiorista: Lucía Buiza

Fotógrafo: Pablo Gómez-Ogando Rodríguez

Ubicación: Madrid (España)

Año: 2020

Superficie construida: 45 m2

Pequeño sótano de 45 m2 en una casa adosada en Madrid que destaca por su luminosidad y la optimización del espacio. Un diseño discreto y una mezcla de materiales naturales abren paso a la luz, donde antes solo había oscuridad, generando un espacio lleno de vida donde se respira serenidad y elegancia.

Diseñado para una pareja joven, amantes de los animales, a la que les gusta pasar tiempo en casa junto a sus dos gatos. El apartamento se proyecta en el sótano de la casa familiar que durante muchos años sirvió como trastero y despensa.

Las premisas fundamentales del proyecto fueron aprovechar al máximo el espacio y  ampliar la entrada de luz natural. Esto último se consiguió gracias a modificar la altura de los alféizares de cada una de las ventanas que se encontraban a ras de estas y obstaculizaban el paso fluido de la luz del Sol. Gracias a esta pequeña modificación la luz pasa a través de las ventanas al interior del apartamento resbalando por las paredes y suelo generando así un espacio lleno de luz y vida.

El acceso al apartamento se encuentra en planta alta. A través de una puerta de vidrio se accede a un pequeño pasillo donde predomina el color blanco en todos sus paramentos, esto contribuye a aportar claridad y continuidad del resto de la vivienda. Este pequeño pasillo nos da paso a una escalera de madera maciza de roble natural, que se encontraba en la casa y tan solo hubo que restaurarla. Se diseñó un arrimadero de DM pintado en blanco con bañadores de pared integrados, para iluminar los peldaños y que sirve como pasamanos de ésta.

La planta baja se resuelve con un espacio prácticamente diáfano, con suelo de madera de roble y paredes blancas. La privacidad entre dormitorio, zona de trabajo y salón queda resuelta gracias a dos cerramientos de hierro y vidrio. Esta composición simétrica ordena visualmente el espacio y permite que la luz fluya por toda la planta.

Para percibir el máximo espacio se decide ubicar la cocina, aprovechando el hueco libre, bajo la escalera donde también se integran armarios de almacenaje. La cocina queda abierta al salón constituyendo así una circulación fluida.

En los extremos de la planta se ubican las zonas privadas, a un lado el dormitorio con su baño y al otro lado un espacio polivalente que hace las veces de comedor o zona de trabajo y que en un futuro podría servir como dormitorio pequeño ya que cuenta con zona de almacenaje y baño completo.

Las dimensiones reducidas del apartamento quedan resueltas con un minucioso estudio del espacio para su mayor aprovechamiento y la maximización de la entrada de luz natural, consiguiendo que el apartamento parezca mayor de lo que es.

Sorry, the comment form is closed at this time.

error: Contenido Protegido