Inicio · Nuestras Casas · Refugio del Caos

Refugio del Caos

Una simbiosis entre arquitectura e interiorismo hizo realidad este proyecto. Las áreas comunes, tanto interiores como exteriores, sólo son divididas por un muro de cristal corredizo en escuadra que, al abatirse en su totalidad, genera un mismo espacio. Sala, comedor y cocina se encuentran intervenidos por una escalera monolítica recubierta en macedonia como punto focal principal, generada a manera de escultura, que conduce al segundo nivel de la vivienda, en donde se encuentran ubicadas las habitaciones y demás áreas privadas de convivencia. Una sala modular fue elegida por su versatilidad. El color blanco en la cocina fue esencial para lograr la amplitud deseada.

Una de las primicias en este trabajo fue la utilización de materiales aparentes o en estado natural como cemento pulido, acero, madera, mármol, piedra chapa labrada, etc., para crear una arquitectura honesta y neutra, mientras que mobiliario y accesorios sirvieron para dar un toque juvenil. Al llegar nos recibe un vestíbulo/jardín a doble altura con piedra natural y vegetación, lo que crea un primer remate visual, dando como resultado un recorrido “corto, pero lleno de texturas y visualidad”. Este vestíbulo comunica con una gran terraza enmarcada por un puente de cristal.

El principal reto fue el aprovechamiento de espacios usando muebles de diseño moderno y telas en gamas juveniles. El clóset principal es uno de los espacios más destacados, su iluminación es perimetral para acentuar el plafón y una lámpara colgante central pende sobre una isla de cajones.

Arquitectura: Arq. Edgardo Esquiliano Martínez.
Interiorismo: M2Taller, LDI Kikey Mendoza Matus, Karol Soberanes Acereto.
Iluminación: Artesano.
Cocinas: Alucuines / diseño M2Taller.
FOTOGRAFÍA : JORGE ANGEL GONZÁLEZ FREYRE
También te puede interesar
Nuestras Casas
Libertad visual
Nuestras Casas
Clásico e industrial
Nuestras Casas
Selecta elegancia
Nuestras Casas
Renovación a la medida