Inicio · Nuestras Casas · Buscando al sol

Buscando al sol

Esta maravillosa residencia rodeada de hermosos jardines con exuberante vegetación, nos invita a recorrerla muy despacio, para admirar cada árbol, palmera, flores… y espacios inundados de armonía

Esta casa de 963m2 de construccion, situada en un extenso terreno de 1,886m2 en la comisaría de Cholul muy cercana a la ciudad de Mérida, goza de una ubicación privilegiada que la caracteriza por ser una zona tranquila y con mucha vegetación, pero a tan sólo 7 minutos de prestigados centros comerciales, hospitales y a 15 minutos de uno de los mejores campos de golf del país. Se accede a la vivienda a través de una imponente entrada flanqueada por dos espectaculares helechos y de ahí comenzamos a apreciar un camino cubierto de plantas tropicales. “Una imagen dice más que mil palabras”, lo que se comprueba al visualizar el espectacular jardín que envuelve la casa. Buganvilias, helechos, heliconias, diferentes variedades de palmeras y hermosos árboles de la localidad son parte del hermoso recorrido para llegar a la piscina y a un solarium destinado a ser el rincón favorito de familia y amigos.

Un techo apergolado crea el efecto de sol y sombra sobre esta área; aquí se emplearon muebles de obra que resultan muy dinámicos en exterior y de poco mantenimiento; además, permiten jugar con diversas combinaciones de almohadones y cojines.

La arquitectura de la casa consigue que cada pieza esté orientada hacia el exterior para inundar el interior de luz y vida.
El mobiliario es justo y preciso para crear ambientes ligeros y desahogados buscando satisfacer estética y funcionalidad.

Una espectacular terraza se distingue por su cálido color ocre en las paredes y también aquí se usaron muebles de obra para la sala exterior. Un original tono azul fue elegido para dichos muebles, que combina alegremente con mullidos cojines amarillos y beige. Sillas de equipales rodean el comedor y le dan un toque fresco de artesanía tradicional que encaja de maravilla en ambientes de terraza y jardín, que se equipó con persianas automatizadas para poder ser utilizada en cualquier momento del día. La sala y el comedor comparten espacio y a través de los grandes ventanales podemos admirar los troncos de grandes árboles y plantas exóticas.

La arquitectura de la casa consigue que cada pieza esté orientada hacia el exterior para inundar el interior de luz y vida.

El family room es multifuncional, ya que cotiene la cocina, la alacena, una sala de estar y el desayunador, en donde una pared se forró de piedra para que las entradas de luz natural la presenten como telón de fondo. Aquí se puede apreciar claramente la altura de los techos, que buscan satisfacer, además de estética, la particular forma de ventilar las casas en esta zona, manteniéndolas muy frescas, técnica idónea para el clima de la ciudad.

Los colores empleados son contrastantes y muy vivos, que se complementan con cojines y cuadros coloridos de bordados otomís. Esta zona se abre a una terraza, equipada con una barra que contiene un área para preparar alimentos, un fregadero y un asador argentino integrado, y goza de una hermosa vista hacia el jardín adornado con un estanque de lirios y un espacioso jardín ideal para jugar fútbol.

La casa cuenta con cuatro dormitorios, cuatro baños completos, tres walking-closets, una oficina-biblioteca y un espacio que antecede los dos dormitorios para niños, que es empleado como área de juegos, de TV y de estudio.

La habitación principal de encuentra en un espacio privado e independiente, lo que le permite estar rodeada de ventanales con hermosas vistas y una terraza propia.

Precisamente, el baño de la recámara principal goza de un acceso directo desde la regadera a un carril de nado que llega hasta la piscina y es perfecto para ejercitarse en cualquier época del año, gracias a que cuenta con una bomba de calor que aumenta la temperatura de 3 a 4 grados, ideal para esos días no tan cálidos.

La originalidad de los espacios se mide por lo atractivos que resultan los elementos que la componen; los muebles definen el propósito, pero son los detalles los que desempeñan una gran labor en el resultado final.

Es así como algunas recámaras se cubrieron con un mural pintado a mano y vemos sobre las camas un árbol que parece ser el encargado de dar sombra a los dulces sueños. La misma idea se repite en el baño con la pared cubierta de plantas y flores pintadas, un recurso muy original para vestir una pared.

La casa fue diseñada con el máximo estándar de confort, por lo que se instalaron sistema de riego, paneles solares, portón automatizado, cámaras de seguridad, además de contar con áreas de servicio y cuarto de máquinas. Sin duda, un proyecto pensado para satisfacción total de sus moradores. Los acabados en los muros en piedra natural, junto a la madera empleada en los techos de las terrazas y las plantas que cubren la mayor parte del terreno, son elementos que consiguen una atmósfera llena de encanto y exotismo muy apropiados para este tipo de residencias que se abren al jardín. Interior y exterior fueron concebidos para el disfrute de las hermosas vistas que regala la naturaleza con la idea de estar siempre buscando al sol.




Arquitectura: Arq. Mauricio Rivero Borrel.
DIseño: Mauricio Rivero Borrel
Ubicación: Cholul, Yucatán.
Fotografía: Iván Cabrera
También te puede interesar
Nuestras Casas
Casa La Peña
Nuestras Casas
Atrevidos contrastes
Nuestras Casas
Fusión Equilibrada
Nuestras Casas
Eclecticismo puro