Inicio · Espacios · Recámaras, El espacio más personal

Recámaras, El espacio más personal

CONVERTIR UNA HABITACIÓN EN UN ESPACIO ÚTIL, PRÁCTICO, BELLO, PERO SOBRE TODO QUE INVITE AL DESCANSO, ES UN RETO. SIN EMBARGO, COMENCEMOS POR EL PUNTO UNO: ¿QUIÉN LO VA A VIVIR?

Sabemos que enfrentarnos al reto de acondicionar una recámara que sea armónica y funcional no siempre resulta satisfactorio. La clave es pensar a quién va dirigido y conocer gustos y preferencias antes de comenzar con el proyecto. El color de las paredes, el tamaño de la cama, si necesita espacio para escritorio, rincón de lectura o zona de tocador, será siempre en función de quién lo habite y seguro el resultado será exitoso.

CÓMO ACOMODAR LOS MUEBLES DE UNA RECÁMARA
La ubicación de la cama es el punto más importante en un dormitorio. Según el feng shui, el dormitorio requiere crear un ambiente de descanso, por lo que la cama debe apoyarse en una pared que no tenga ventanas o puertas, pues ayuda a sentirnos protegidos y cobijados. En lo posible que sea la pared más alejada de la puerta de entrada. Para favorecer el descanso debe ser un refugio agradable donde se pueda controlar factores externos como la luz y el ruido. Procurar no colocar la cama en zonas de paso y acomodar los muebles de forma que no obstaculicen el tránsito. Una alfombra al pie de la cama da abrigo y aporta estabilidad. Una iluminación tenue y cálida invita a desconectarnos favoreciendo la relajación y el sueño; dormir bien se refleja en nuestro rendimiento y el buen humor del día siguiente. Vale la pena tenerlo en cuenta.

En habitaciones compartidas se debe guardar un equilibrio y darle a cada quien el mismo espacio para asegurarnos que fluya la armonía. Cuidar que los colores no sean demasiado estimulantes ni muy fríos, que ya sea por exceso o por carencia dificultan el reposo. Del mismo modo, la iluminación debe ser de varios tipos: una luz general para toda la pieza y luces puntuales en las lámparas de noche, y de ser posible, graduables para conseguir la atmósfera deseada según el momento.

Conseguir conciliar el sueño dentro de una atmósfera suave y relajada nos renueva día a día para tener mayor energía, y llevar una vida plena y saludable.

HABITACIONES DISTINGUIDAS
Una recámara matrimonial se distingue por tener mobiliario de corte elegante y ropa de cama que armonice con paredes y cortinas. El estilo puede variar e ir desde las habitaciones más clásicas con muebles sobrios y de época, hasta los más vanguardistas y modernos. Tenemos muchas alternativas y podemos sentir que nos agobia entrar a una tienda de muebles y no saber por dónde empezar. Un buen comienzo sería elegir la cabecera. Muchos son los modelos y colores, pero es cierto que un modelo con diseño moderno y en tono neutro encajará a la perfección con cualquier estilo. De ahí que con una tapicería suave y empleando un color beige, camello, nude y las diferentes tonalidades en grises, podemos conseguir un magnífico marco para colocar la cama.

En las habitaciones principales, por lo general, se emplean camas king size o queen size, y dependiendo del tamaño, se colocan mesitas de noche a cada lado o prácticas cómodas cajoneras si los metros son suficientes. No es obligación que todos los muebles sean iguales, pero sí que exista cierta armonía en el color o en el estilo. Al pie de la cama, una banca, un sofá o un baúl lucen de maravilla. Si es recámara de dos entonces necesita un par de silletas o un cómodo rincón de lectura con buena iluminación. Según nuestras necesidades podemos incluir un práctico escritorio para organizar pequeños pendientes. En una recámara no hay normas escritas, hay sensibilidad y buen gusto para conseguir equilibrio entre lo funcional y lo bello.

RECÁMARAS JUVENILES
Nuestros hijos tienen aficiones y hobbies que los distinguen, y un buen comienzo es tomar en cuenta esos gustos.

Proponerles una paleta de colores alegres y dejar que ellos decidan les hará sentir pertenencia y se sentirán identificados en un ambiente que les agrade. Una niña puede amar el morado y es posible que lo encuentres un poco intenso para emplearlo en la pared, pero hay matices y tonalidades violetas y lilas que suavizan integrando el color que le gusta, para armonizar la decoración siempre dentro de sus preferencias.

Dentro de una habitación juvenil puede existir un poco de caos si no prevenimos un mobiliario que sea capaz de contener todo tipo de accesorios y objetos personales. Lo más indicado serán cómodas con cajones grandes y repisas para colocar sus colecciones de juguetes o trofeos deportivos. Dejar volar la imaginación y hacerles rincones muy funcionales en donde puedan practicar la guitarra o el teclado, y por otro lado, incluirles un área de tareas con escritorio y silla a juego. Involucrarlos en el diseño tendrá su recompensa, pues les encantará sentirse parte del proyecto dentro de su espacio privado.

HABITACIONES INFANTILES
Las habitaciones de los pequeños de la casa deben ser prácticamente un refugio para ellos. Un lugar donde se sientan libres y los estimule a desarrollarse y crecer sanamente. El color es parte de ese estímulo y vestir la cama en colores alegres y rodearlos con piezas cómodas que los invite a leer un cuento sobre un puff o tomar una siesta en una mullida alfombra.

Posibilidades infinitas y mobiliario a medida para dar cabida a un sinfín de juguetes, incluyendo una decoración adecuada a su edad.

CAMAS GEMELAS
Las camas dobles o gemelas tienen la característica de vestirse iguales y verse como un efecto espejo. En ocasiones, las vestimos idénticas, aunque resulta original coordinar dos colores o diseños diferentes siempre dentro de una misma gama, pero creando individualidad. Si dos hermanos comparten habitación es posible dar a cada uno su espacio y crearles una zona donde se sientan a gusto para realizar la actividad que prefieran como escuchar música o ver televisión. Ante todo, medir los espacios para no saturar de muebles y que el tránsito resulte desahogado y funcional.

Las rayas y los cuadros son patrones muy clásicos dentro de una recámara juvenil. Es un acierto emplearlos, pues aportan carácter y encajan a la perfección con muebles modernos.

También te puede interesar
Espacios
Recamara, intimidad máxima.
Espacios
Terrazas: el gran disfrute al aire libre
Espacios
Recámaras, un todo en armonía. Mezcla mágica
Espacios
Sala y comedor, creando sensaciones