Inicio · Nuestras Casas · Espíritu joven

Espíritu joven

Este departamento es fiel exponente de las más actuales tendencias decorativas en donde vemos líneas rectas, combinación de materiales como la madera y la piedra, todo dentro de un marco cálido de colores neutros.

El proyecto de una sola planta cuenta con un área de 320 m2. El eje principal del programa se conforma de un bloque de tiras de madera de nogal, interrumpido por puertas en tono gris y nichos recubiertos de piedra de mármol; dicho bloque define el espacio del family room, ludoteca, oficina y cuarto de visitas. Cuenta con vestíbulo de acceso que conecta a todos los espacios y servicios: estancia, comedor, cocina y cuatro recámaras con vestidor y baño. Todas las piezas tienen vista hacia un jardín vertical que da mucha vida y frescura al departamento. Cada ambiente se distingue por transmitir una agradable sensación de abrigo y el secreto radica en la selección de tapices de ricas texturas y complementos que aportan personalidad.

La sala es un fiel exponente de distinción al combinar destellos dorados sobre el terciopelo oscuro del sofá principal y a los pies, una alfombra de gran tamaño da cabida a un par de silletas negras y asientos extra con tres butacas alineadas. Las mesas de centro en líneas geométricas irregulares repiten la dualidad entre la calidez de la madera y la sobriedad del negro. La luz penetra por los grandes ventanales y, a través de ellos, se visualiza un gran muro verde que hace posible la integración de la naturaleza al espacio.

El gran comedor propone un par de mesas cuadradas para dar suficientes asientos en caso de ser necesario y se viste de sillas de diseño actual en gris oscuro con laterales dorados. Es una constante el empleo de toques oro sobre fondo negro, dando uniformidad al estilo decorativo que se maneja en toda la casa. Una amplia cocina contigua al comedor permite unirse para el uso diario o cerrarse para dar privacidad en una comida formal; esto, gracias a la integración una gran puerta corrediza forrada en madera.

La iluminación juega un importante papel, permitiendo colocar un tipo de luz en el interior de los plafones laterales para darle protagonismo a la lámpara central.

A través de la madera en los paneles murales, los autores del proyecto han logrado dar una gran fluidez en la comunicación entre los distintos espacios interiores.

La refinada combinación de texturas y el mobiliario de cuidado diseño ocupan con distinción los espacios.

El pasillo que conduce al área privada contiene un salón de juegos y acceso a los dormitorios. Dicho salón se destaca por ser muy funcional y dinámico, pues permite que todos los habitantes de la casa convivan en armonía entre juguetes, libros, películas y música. Sin duda, un espacio muy familiar.

Cada recámara tiene una paleta neutra que brinda tranquilidad y elegancia. En la habitación compartida, el proyecto de interiorismo buscó matizar la calidez que desprende la madera con ropa de cama en suaves tonos crudos y mullidos cojines de diferentes texturas. La recámara principal de generosas dimensiones, muestra el abrigo que desprende la madera en piso y paredes. El gran ventanal llena de luz y aire fresco, al mismo tiempo que consigue darle mayor amplitud a esta pieza.

La refinada combinación de texturas, el mobiliario de cuidado diseño y la selección de objetos decorativos muy actuales, ocupan con distinción los espacios y hacen del vivir cotidiano un placer dentro de esta casa con espíritu joven.

Autor: Almazán y Arquitectos Asociados + ML Arquitectos + Studio 2025.
Fotografía: Arturo Limón
También te puede interesar
Nuestras Casas
Cálida y relajante
Nuestras Casas
Rescate histórico
Nuestras Casas
Sobrio y clásico
Nuestras Casas
Funcional y sustentable