Inicio · Nuestras Casas · Atrevidos contrastes

Atrevidos contrastes

Emilio 61 es un penthouse de tres recámaras localizado en el corazón de una de las más elegantes colonias en todo México: Polanco. Un extraordinario vecindario lleno de residencias lujosas que proveen una clara concepción de exclusividad y vivacidad.

Emilio 61 es un penthouse de tres recámaras localizado en el corazón de una de las más elegantes colonias en todo México: Polanco. Un extraordinario vecindario lleno de residencias lujosas que proveen una clara concepción de exclusividad y vivacidad.

El interior de Emilio 61 fue diseñado especialmente para armonizar dos distintas personalidades dentro de un mismo espacio. Con el conocimiento de cada uno de los dueños -una prominente diseñadora de moda y un importante abogado-, el espacio fue ideado para crear un balance relajado entre aparentes polos opuestos.

Como en la antigua filosofía china, el ying-yang representa cómo fuerzas aparentemente contrarias pueden en realidad ser complementarias, interconectadas e interdependientes en el mundo natural. Aquí, el uso de colores vibrantes contrasta con fuertes expresiones de blanco y negro, creando un único y a la vez hermoso ambiente contemporáneo.

Lo más destacable a lo largo de la residencia es la asombrosa vista de 360 grados, que unifica todo el espacio. La decoración de este magnífico departamento maneja un esquema cromático muy amplio en el que todos los colores se integran para dar cabida a una atmósfera de gran personalidad. Vanguardista y sofisticada, así se podría definir la integración de piezas y mobiliario de diferente factura que acaban por encontrarse en una mezcla salpicada de detalles.

La luz es uno de los elementos decorativos de más fuerza, pues al estar rodeados de grandes ventanales realza los ambientes y los dota de un encanto mágico.

Los muebles de la sala y el comedor fueron cuidadosamente seleccionados para que los mismos estampados se encargaran de combinar líneas geométricas, animal print y el acento púrpura del sillón Bubble, todo dentro de un marco blanco en piso y techo. El comedor de gran carácter está compuesto por seis sillas de modelos variados en tonos grises, negro y blanco que dan unidad al conjunto. Obras de arte y tapices en la pared llenan de vida y emoción luciendo una presencia imponente.

En el antecomedor encontramos la icónica mesa Tulip, que y se ha utilizado para dotar a este espacio de un peculiar aire de estilo pop con las sillas tapizadas en rojo intenso y una muy original lámpara de teteras posando sobre ella. Siguiendo el recorrido, se llega a un confortable espacio para relajarse y ver películas sobre un colorido sofá de diseñador, con múltiples estampados.

Manejando el mismo patrón del tapiz de las áreas comunes, pero ahora en un elegante color azul rey, se decoró la habitación principal. En un rincón descansa un sofá del mismo tono de azul para sentarse y gozar de la espectacular vista que se vuelve parte del efecto decorativo y teatral de esta habitación. Nada fue dejado al azar, todo encaja maravillosamente e incluso el vestidor, en tonos grises y negro, se enfatiza con un hermoso tapete de mariposas monarca.

El despacho de interiorismo, en sintonía con los propietarios, consiguió proyectar un trabajo impresionante y dotar con mucho estilo este lujoso penthouse.

El apartamento perfecto para organizar una fiesta… La puesta del sol prepara una noche increíble para mirar a través del adorable parque Lincoln.

Progressive Design Firm / Luis Ruiz.
Fotografía: Aldo García
También te puede interesar
Nuestras Casas
Rescate histórico
Nuestras Casas
Casas San Benito. Máximo Natural
Nuestras Casas
Naturalmente confortable
Nuestras Casas
Lujo total