Inicio · Nuestras Casas · Esplendor natural

Esplendor natural

Ubicado en una zona privilegiada de Valle de Bravo, el proyecto se encuentra rodeado de un entorno natural de gran esplendor, acrecentado por las grandiosas vistas al lago que pueden apreciarse en toda su dimensión.

El proyecto se ejecutó sobre una vivienda existente, modificando su arquitectura, tanto en fachadas como en espacios interiores y exteriores, a fin de generar una renovación total e integral, incluso ampliando la superficie de construcción original.

El programa en áreas interiores se compone de cinco recámaras de buen tamaño, cada una con baño integrado; sala de TV, ludoteca para niños, bar con zona de juego de adultos; comedor interior para 12 personas; cocina con grandes zonas de preparación y almacenado, y un baño de visitas.

En el exterior encontraremos una zona techada conformada por un lounge, sala y comedor para 12 a 14 personas integrando en el mismo espacio un horno y un gran asador estilo argentino con sus áreas de preparación correspondientes; todas estas zonas se techaron para su mejor aprovechamiento en temporada de lluvias.

En las zonas sin techar adyacentes y como continuidad de las terrazas cubiertas, se dispuso un jacuzzi, un estaque ornamental y área de asoleadero.

En la periferia del jardín se desarrolló la alberca, con desborde infinito en su remate visual al lago.

El programa lo completan las áreas de servicio, en un volumen independiente, que alberga garaje, bodega, área de lavado, cuatro recámaras con baños y sala/comedor, para el personal de servicio y mantenimiento.

Como en todos los proyectos, Luciano Gerbilsky Arquitectos generó un concepto único para esta vivienda, diseñando cada uno de sus muebles, luminarias, textiles, detalles y rincones.

Los elementos base están compuestos por la combinación de maderas naturales con terminados rústicos, combinadas con metales como el latón y el bronce con tratamientos avejentados.

A través del impactante portón ideado para el acceso principal nos encontramos con un lobby en doble altura, aunado a un gran corredor acompañado en un primer tramo por muebles en formato vertical a toda la altura en madera de parota maciza con detalles en bronce, albergando accesorios decorativos. Dicho corredor divide la distribución interior rematando en las terrazas y las vistas deslumbrantes al lago de Valle de Bravo. Continuando con las áreas sociales interiores, del lado derecho vemos en primera instancia el comedor, para el cual se diseñó una mesa conformada por piezas de formato irregular en parota maciza enmarcadas en lámina de bronce. Las sillas también diseñadas para el proyecto son una re-interpretación de la clásica silla director; en este caso, en estructura de parota y tapizadas en baqueta en tono natural; completa el área un mueble trinchador de forma irregular completamente revestido en chapa de bronce y puertas en ébano.

La sala de tv la conforman un sofá de grandes dimensiones y una mesa de centro con chimenea diseñada con piezas irregulares de piedra de mármol.

Contiguo a esta área se dispuso el bar compuesto por nichos de lámina de bronce incrustados en un muro de piedra volcánica negra; la contra-barra en mármol negro con vetas blancas; la barra en forma de grapa realizada en tablón de madera de parota conteniendo en su interior una celosía diseñada enteramente en bronce. Completa la zona la mesa de juego realizada en madera de encino entintada de negro. La alberca enmarca el área de exteriores, en la que se dispuso de un deck flotado, que alberga camastros y una gran cama circular con mesas auxiliares hechas en troncos naturales con un baño de bronce avejentado. La piscina presenta un borde infinito que remata hacia la vista al lago.

Tanto el mobiliario de baños como el de las recámaras, como es característico de los proyectos de Gerbilsky, se diseñó con ciertos detalles diferenciados en cada ambiente, aunque con una línea determinante en cuanto al concepto.

La combinación propuesta en muebles de baño, se conforma por cubiertas de mármol negro Monterrey con vetas blancas; madera natural de ébano y detalles metálicos en bronce avejentado. En los acabados de estas áreas se dispuso madera de roble para pisos de zonas secas, y porcelánico tipo piedra en tono negro para pisos de zonas húmedas. En los muros, se usó porcelánico tipo piedra en tono crudo de gran formato.

En el mobiliario de las recámaras, la combinación se compone por maderas naturales de parota maciza, chapas de madera negra y pieles avejentadas con destellos en bronce.

Arquitecto: Luciano Gerbilsky Arquitectos
Área construida: 729 m2.
Fotografía: (Cortesía) Luciano Gerbilsky Arquitectos
También te puede interesar
Nuestras Casas
Casa GM
Nuestras Casas
Diálogo perfecto
Nuestras Casas
Casa GG Tapalpa
Nuestras Casas
Funcional armonía