Inicio · Nuestras Casas · Mix perfecto

Mix perfecto

El nuevo departamento consta de dos plantas con una inusual diseño que asemeja una rebanada de pastel. Los 290 m2 se han transformado en un vibrante gabinete de curiosidades, llenos de recuerdo y piezas de inspiración que han recolectado en sus viajes.

Una característica del edificio es la disposición de las habitaciones individuales agrupadas alrededor del pasillo central. Este diseño fue modificado cuidadosamente, respetando el estatus del edificio, para crear un zonas espaciosas y abiertas con vistas cambiantes y perspectivas superpuestas.

El vestíbulo está pintado en color gris claro y el pasillo se convirtió en una galería llena de curiosidades. Un elemento llamativo es un banco de madera de la India, que atrae al espacio, acentuando el efecto de succión de la disposición trapezoidal. Un piso de madera negro corre desde el vestíbulo hasta todo el departamento, dando una sensación fluida que logra una contrapartida grafica típica de la arquitectura burguesa wilhelminiana.

El salón es un espacio con colores fuertes contrastantes, elementos gráficos intensos y formas grandes. Una estantería de color amarillo limón se colocó contra las paredes pintadas en azul claro. Una alfombra de pelo largo con un patrón audaz y geométrico en colores fuertes, y la silla Bold de Moustache son más que muebles, obras de arte, pero incluso éstas se ven superadas por las imágenes y los objetos en las paredes. Dos formas circulares, que se cruzan en el techo, toman forma en múltiples puntos de la sala como estar siempre bajo el reflector.

El comedor está dominado por materiales textiles como el papel tapiz de seda en color verde oscuro, inspirado en los viajes exóticos como las telas de Uzbek, los bordados de seda de India, las aplicaciones textiles de Laos y el cestillo africano de Losa.

Un mural de Alix Waline en el techo aporta dinámica al espacio. En el centro se encuentra una gran mesa de madera de rosa con la cubierta laqueada en color negro. Esta superficie crea un puente al piano, así como a un aparador de roble que cuelga en la pared.

El comedor y la sala de estar están conectados por una pequeña habitación con una ventana hacia la bahía. El carácter grafico y la materialidad textil se funden con su psicodélico papel tapiz, que desavía a la vista y forma un telón de fondo provocativo para varias obras de arte. Un contraste proveniente de los materiales más tenues y naturales de los muebles y de la luz intensa que se filtra en la habitación a través de las persianas doradas venecianas que brillan intensamente al sol. Una abertura de pared asimétrica y curvada en el extremo opuesto del salón conducen a las escaleras que llevan a la única habitación en la que se conservó el suelo de madera de roble original de la casa. Las paredes de esta zona están recubiertas por un papel tapiz impreso a mano con un opulento motivo de jungla. La atmosfera exótica se ve reforzada por un caballo de madera de tamaño natural. Para crear una primera conexión a la planta alta, dos lámparas suspendidas emergen de un techo que se abre para colgar sobre el caballo, casi como un jinete.

A un costado de las escaleras se encuentra una habitación, la cual también funciona como biblioteca. Un librero de piso a techo cubre toda la pared longitudinal. Una pared de espejos sirve como entrada para el vestidor, además de proporcionar una impresión de profundidad. La madera oscura de la estantería y los aparadores, junto con el elegante color de las paredes, le dan una sensación delicada a la habitación. Una alfombra Berber de seda y la piel de la cama refuerzan la impresión tranquila y elegante del espacio. Una puerta oculta en el muro de espejos conduce al vestidor, que contiene dos grandes clóset en tonos blancos.

A la derecha del pasillo se encuentra un amplio baño. El color salmón es un diálogo armonioso con la piedra caliza del suelo y varias paredes. Múltiples superficies reflejantes expanden el espacio y crean puentes ópticos en las otros espacios a través de los reflejos. Un lavabo con un mueble en madera de rosa es la pieza central del baño que se conecta a un gimnasio, que funciona como un dormitorio de invitados. Paredes en amarillo limón impregnan la habitación de energía. Un armario de piso a techo proporciona almacenamiento y oculta la cama de invitados, mientras que el espejo de frente es el telón de fondo perfecto para el entrenamiento diario.

Cocinar con amigos es una de las pasiones de los propietarios; entonces, la cocina se encuentra al otro extremo del departamento y tiene una meseta central de acero inoxidable. Losetas originales en el piso y pared proporcionan un contraste centellante con los armarios de superficie sólida.

El baño de invitados se encuentra al lado de la cocina; esta pequeña habitación con muchas tuberías montadas en la pared estaban revestidas de paneles para crear una forma limpia y poligonal. El efecto plegado de las paredes se disuelve mediante un mural geométrico. Un espejo curveado proporciona un contraste agradable y también da la sensación de amplitud.

Un muro de espejo esconde la puerta hacia el clóset y provoca sensación de profundidad en esta habitación.

La planta alta alberga un espacioso estudio y una sala de TV; también tiene acceso a una gran terraza con vistas a las copas de los árboles de la avenida. El tema verde se puede apreciar en la habitación: la sala está llena de suculentas de todas formas y tonos de verde. Una cama ubicada en una de las ventanas ofrece un espacio para los visitantes.

La casa es un museo de recuerdos y una sala de exhibición para la creatividad de sus dueños. En lugar de una estética cerrada, el departamento funciona como un collage de humores variados. Sin embargo, pesar de su aparente dispersión, se logra una síntesis que refleja perfectamente la personalidad de los propietarios en cada una de las habitaciones.

Diseño interior: Peter Ippolito / Ippolito Fleitz Group.
Fotografía: ©Zooey Braun y Eric Laignel
También te puede interesar
Nuestras Casas
Casa de los 5 patios
Nuestras Casas
Funcional armonía
Nuestras Casas
Mezcla acertada y de buen gusto
Nuestras Casas
Refugio en lo alto