Inicio · Nuestras Casas · Refugio en lo alto

Refugio en lo alto

El proyecto del departamento Álamos está conformado por espacios abiertos dentro de una paleta cromática que emplea tonos grises y madera, generando un ambiente sereno y acogedor.

Cuando se tiene la dicha de vivir en el interior de un campo de golf, en un complejo residencial rodeado de naturaleza y el verde de los “greens”, obviamente el exterior cobra gran importancia. Las áreas públicas se encuentran ubicadas de manera que la vista al campo de golf quede enmarcada por los grandes ventanales, lo que al mismo tiempo brinda entrada de luz natural a los espacios.

La decisión tomada por el despacho MRD Arquitectos demostró que es posible comunicar espacialmente zonas contiguas sin afectar la intimidad de los usuarios dentro de cada área; es así como la chimenea logra una importancia en la estancia, ya que se encuentra como elemento divisorio y simultáneamente adquiere la cualidad de elemento decorativo. Al superponerse acabados diversos no hay una sobrecarga visual; por el contrario, se mantiene unidad entre el metal y el mármol de la chimenea con relación a la madera empleada en varios espacios.

La madera es un elemento que se repite en todas las zonas y se encarga de brindar calidez a todo el departamento; se presenta en el revestimiento del suelo, en las paredes y en el impresionante plafón que une el salón y el comedor. Sirve, además, para contener las diferentes formas de iluminación que se encuentran en ambos espacios.

Toda la decoración mantiene una misma estética y se cuidó el mínimo detalle en cada habitación incluyendo la cocina. Con elegante diseño y práctica distribución, la cocina se dotó del mobiliario apropiado para dar fluidez al recorrido y se integró una barra con un par de bancas para comidas rápidas.

Líneas rectas y colores neutros consiguen uniformidad en la decoración. Un pasillo conecta con la sala familiar y de juegos, que consigue integrase a toda el área social si se mantiene abierta, aunque también es posible cerrarla por sus puertas corredizas del mismo color y material de las paredes, mimetizándose para verse uniforme y elegante.

El mobiliario de este cuarto en gris oscuro permite que se perciba como una pieza hecha para relajarse y descansar después de un día de trabajo, mientras se toma un aperitivo en la barra del bar que comparte dicha zona; una mesa de juegos completa el conjunto.

La idea principal era crear una atmósfera muy natural y envolvente en los pasillos, para lo cual se seleccionó la madera como material primordial. Al llegar a la habitación principal, se encuentra una magnífica propuesta en la elección de los muebles y un suave color neutro se encarga de dar vida a cada pieza. En el cuarto de baño, la piedra cobra protagonismo al ser el recubrimiento empleado en todo el espacio; sin lugar a dudas, el efecto es superior y de buen gusto.

Se genera un contraste muy interesante. Dentro de un estilo contemporáneo, se manejan líneas limpias y contundentes que se complementan con piezas de mobiliario y obras de arte cuidadosamente seleccionadas para crear atmósferas muy acogedoras, llenas de personalidad.

Se concluye que este proyecto fue revisado y estudiado para conseguir un verdadero hogar y se disfrute al máximo cada rincón. Los detalles de carpintería e iluminación son de gran importancia en el resultado de la estética general para armonizar un interior desde el cual se pueda gozar del exterior.

Diseño: MRD Arquitectos
Fotografía: Onnis Luque
También te puede interesar
Nuestras Casas
Elegancia plena
Nuestras Casas
Original y sofisticado
Nuestras Casas
Casas San Benito. Máximo Natural
Nuestras Casas
Historia en m2