Inicio · Nuestras Casas · Actual y personal

Actual y personal

Este espacioso departamento, rodeado por una magnifica vista del Valle de México, está ubicado en Santa Fe y cuenta con 300 m2 construidos más 30m2 de terrazas.

Al entrar, hacia el lado derecho se encuentra el área pública del departamento: sala, cocina y comedor. Con un estilo sutil y delicado, se va formando toda esta área, envuelta por muros cubiertos de papel tapiz con motivos geométricos en diferentes tonos de gris claro, y rodapié de madera al natural. Para el piso, se generó una franja de circulación pegada al muro con un mármol beige pulido, mientras que el área de estar se complementó con duela de madera que proporciona mayor calidez.
Para la sala se propuso, a manera de lienzo, un tapete en tonos claros, con dos sofás de terciopelo azul dispuestos uno frente a otro, de cada lado del tapete. En uno de los costados, dándole la espalda a la ventana, se ubican dos bancos de estructura metálica dorada y asiento curveado en piel color tabaco.

Al centro hay tres mesas: la primera es de base metálica color negro con cubierta en vidrio ahumado. A un lado de ésta, sobre la sección longitudinal, se colocan las otras dos mesas doradas de lámina con forma cuadrada que completan la forma de conjunto de una manera sutil y simétrica.
Algunos elementos decorativos fueron colocados sobre y debajo de las mesas para dar un poco de movimiento al espacio. Sobre todo el conjunto se emplaza un candelabro de la diseñadora neoyorkina Lindsey Adelman, de largos brazos dorados y en los extremos, burbujas de vidrio soplado.
A un costado, sobre un tapete rectangular de tonos rojos y tierras, se encuentra el comedor con cubierta de cristal transparente y base tubular en dorado, el cual se rodea de ocho sillas italianas con patas de madera de nogal y asiento de piel en tono beige.

La cocina cuenta con una isla con cubierta de cuarzita, donde se encuentra la parrilla, y sobre ésta se suspende una campana de acero.

En forma de grapa, rodeando la isla, se encuentra el espacio de guardado y preparación, un backsplash que se continúa a la cubierta de la misma cuarzita, y gabinetes de vidrio opaco en color blanco, lo que da como resultado una cocina muy elegante que hace perfecta compañía al área de estar. La iluminación natural, gracias a los amplios ventanales del espacio junto con la iluminación artificial, terminan por ofrecer un conjunto muy estético.
El estudio, un espacio bohemio y creativo, se emplazó frente a un tapiz de palabras interminables y un tapete morado intenso sobre el piso de madera, que busca reflejar la personalidad del cliente y ser un digno espacio para un músico. De un lado, un sofá de estilo vintage, una serie de maletas formando un espacio decorativo y de guardado original y esquinado. Dándole la espalda a la ventana, se colocó un chaise lounge color beige. Al centro, se ubicó una mesa redonda con cubierta de cristal y estructura metálica de soleras cruzadas en un tono dorado.

En el área privada está la habitación principal, una sala de TV, un estudio y un vestidor con tocador.

La recámara principal cuenta con un gran muro forrado de madera, que divide el área de vestidor con la de descanso.

Para el área de descanso se propone una amplia y sencilla cama de madera de maple con dos amplios burós de estructura metálica, de acabado dorado, a cada lado. Pegado al muro derecho acompaña un conjunto vintage formado por una silla de terciopelo esmeralda, una mesita de servicio y un espejo barroco. Para lograr un concepto ecléctico se colocó a la derecha, una cajonera italiana de vidrio en color gris, un elemento 100% contemporáneo.

El vestidor/tocador se formó con dos amplios clósets de nogal y laqueado mate azul grisáceo, que se alinean a lo largo de los muros laterales. El clóset del lado derecho hace una pausa al centro del mismo para generar el área de tocador con un amplio espejo rodeado de focos simulando el camerino de algún viejo teatro. A un lado, muy conveniente, se colocó una silla rococó en color blanco, lista para poder usar el tocador por largo tiempo. Como toques decorativos, pero a la vez de gran utilidad, se colocaron un valet y un carrito hotelero.

Sobre los burós, dos originales lámparas italianas de formas orgánicas, iluminan la habitación.

Proyecto: MAAD / Mariano Aguirre.
Año de diseño y ejecución e interiorismo: 2016.
Fotografía: Estudio LGM / Luis Gallardo
También te puede interesar
Nuestras Casas
Serenidad y confort
Nuestras Casas
Toybox
Nuestras Casas
Remanso de tranquilidad
Nuestras Casas
Elegancia plena