Inicio · Nuestras Casas · Equilibrio sensorial

Equilibrio sensorial

Este hogar ubicado en la avenida Lincoln, en París, ha sido diseñado por el francés Gérard Faivre, un virtuoso de la metamorfosis, que le da un toque contemporáneo a propiedades llenas de historia concibiéndolas bajo el concepto de “el arte de vivir”.

Un producto terminado es como se presenta por primera vez a quien desea vivir estas casas, pues al momento de llevar a cabo el trabajo, no existe un cliente, un usuario definido. El diseñador prefiere adquirir, renovar y ofrecer una casa lista para ser vivida, como en el caso de este departamento.

El acceso principal se abre hacia un vestíbulo que divide el área social de la privada, y el cual fue diseñado como semblanza a un antiguo cuarto de prueba de la alta costura con espejos, maniquíes y un tapete circular sobre el que se colocó un taburete de piel capitonado. Corona este espacio una bellísima lámpara contemporánea de cristales de Zonca. Tanto la sala principal como la familiar lucen elegantes muros y plafones con molduras y remates tallados.

Sus amplios ventanales permiten que la luz natural bañe estos espacios y el blanco envolvente potencializa la luminosidad. Cada pieza es elegida meticulosamente para formar parte de este majestuoso espacio donde el contraste lo dan las piezas en negro y la elegancia se acentúa con el dorado que aportan ciertos elementos, mezclando también lo clásico con lo moderno. Tonalidades en escala de grises se presentan en los demás espacios como en el comedor continuo a la sala principal, que luce más práctico que elegante, pero de contemporánea sofisticación.

La cocina se abre y cierra hacia el comedor por medio de puertas de cristal que permiten cierta transparencia, por lo que su diseño es muy limpio y minimalista. La zona privada consta de dos habitaciones, cada una con su cuarto de baño.

La suavidad de la alfombra y alta presencia de textiles otorga confort y relajamiento al habitante.

En las recámaras, la sensación cambia, dado que los muros presentan un tono grisáceo elocuente con el carácter privado de esta área. La suavidad de la alfombra y alta presencia de textiles otorga confort y relajamiento al habitante. Reflejos de los muebles plateados y del armario de vidrio destacan entre todo este bello conjunto, además de un atrevido papel tapiz, que aparenta un gran encaje en color negro, colocado en el cuarto de baño. Resulta un agradable remate visual desde el vestíbulo principal si se llegaran a dejar todas las puertas abiertas. En la recámara secundaria se siente un ambiente menos formal, pero con un look mas chic, con el tapiz de pata de gallo de los muros principales y los acentos decorativos. Entre la elegancia clásica y los elementos contemporáneos se crea un equilibrio sensorial y visual que se disfruta paso a paso en el interior de este bello departamento.

Fotografía: cortesía de Gérard Faivre
Diseño: Gérard Faivre.
También te puede interesar
Nuestras Casas
Hermosa adaptación
Nuestras Casas
Ay, Carmela Tapería
Nuestras Casas
Refinamiento sustentable
Nuestras Casas
Casa Sanger