Inicio · Espacios · Recámaras, un todo en armonía. Mezcla mágica

Recámaras, un todo en armonía. Mezcla mágica

Nada como llegar al lugar más íntimo y relajante de la casa: el dormitorio. La recámara es sinónimo de reposo y tranquilidad; un sitio para renovarse día a día con el descanso y refugiarse cuando se desea privacidad. No hay mejor espacio para envolverse en un ambiente de orden y armonía.

El color, los acabados, la ropa de cama, cortinas, tapetes, etc., son parte de los elementos que integran una habitación, pero si su diseño inicia de cero, se debería tomar como punto de partida el color.
La elección del color en el dormitorio no sólo es cuestión de estética, sino también es importante tener en cuenta la “psicología del color”, que es una rama de la psicología dedicada a estudiar los efectos de los colores en la percepción humana. Es de suma utilidad para conocer los sentimientos que puede despertar en las personas. El color conecta con las emociones en el cerebro y está comprobado que incluso puede influir en los estados de ánimo y la concentración. Elegir el color será primordial en la decoración de una habitación.

Para conocer un poco de los efectos, se propone una paleta de tonos básicos y lo que despiertan en cada persona:

Azul asociado con la inmensidad y lo grande (mar y cielo) inspira tranquilidad, paz, calma y frescura. Se relaciona con el agua y brinda tranquilidad y serenidad. Su uso es recomendable en habitaciones de zonas cálidas y es por excelencia utilizado en ambientes de playa.

Verde está cien por ciento relacionado con la naturaleza. Estimula y crea armonía, se asocia al tema de salud y es un color refrescante. Maneja varias tonalidades como el verde menta, que es acogedor y relajante, o el turquesa que se sugiere para habitaciones infantiles.

Amarillo lleno de energía y vitalidad, se asocia con el sol y estimula el intelecto. En habitaciones es recomendable en pequeñas dosis para llenar de alegría sin alterar el descanso.

Rojo el color de las pasiones, amor, alegría y valentía. Es un color intenso y sirve para impresionar. Ubicar este tono en los detalles y suavizarlo con el blanco o el beige es una buena idea. En paredes es mejor no emplearlo, pues puede saturar y evitar el relajamiento, sobre todo en el dormitorio.

Negro el color por excelencia del poder. Elegante, fuerte y clásico. Es un color objetivo y funcional y empleado en mobiliario, ropa de cama o fondo de pared, crea un ambiente sobrio y sofisticado.

Neutros los neutros son aquellos colores que se pueden combinar fácilmente y, ya sea solos o acompañados, son siempre un acierto. El blanco y sus variantes como el “blanco hueso” o los tonos crema, beige y arena son atemporales y nunca pasan de moda.
El blanco se relaciona con la claridad lo impecable, y el beige es un color suave que brinda amplitud y, al mismo tiempo, es acogedor.

La ropa de cama

Para descansar y reponer energía, es esencial dormir cómodos y relajados en un ambiente agradable, pero sobre todo en un buen colchón y con la ropa de cama adecuada. Las prendas deben ser de textura ligera y suaves al tacto. La ropa de cama no sólo es funcional, sino que también es la encargada de dar vida, color y es un excelente recurso para decorar la habitación.

En este sentido, se debe cuidar que las telas, además de lucir elegantes, sean las más adecuadas al clima y sean de buena calidad. Las sábanas se recomiendan sean 100 % de algodón con estampados ligeros y colores claros, incluso las flores y rayas son bienvenidas. La composición de las sábanas en ocasiones es una mezcla de algodón y poliéster para darle mayor durabilidad y además se arrugan menos. Tomar en cuenta el número de hilos es recomendable; para mayor comodidad, de 200 hilos o más. Las sábanas de 180 hilos se componen de 50% algodón y 50% poliéster, la tela es más durable y de menor costo; para habitaciones de niños y jóvenes son una buena opción.

Los edredones, colchas o cubrecamas se encargan de vestir correctamente la cama y conseguir que el color y diseño se integre al resto de la decoración de la habitación. En esta imagen se aprecia un coordinado de cama en color camello, dentro de una ambientación neutra en donde las telas de los sillones y las cortinas forman una amalgama perfecta. Para destacar gustos y aficiones, podemos colocar algún detalle que se distinga; en este dormitorio se hace patente el gusto por la fotografía, y la impresionante colección que se sitúa sobre la cabecera es un buen ejemplo.

Cortinas

Para un sueño reparador y el correcto descanso de la mente, se debe dormir en total oscuridad, por lo que es impotante incluir cortinas que brinden privacidad y confort.

Las cortinas deben crear una atmósfera recogida para que la luz del sol no moleste en los momentos de descanso.

Lo más recomendable es que siempre se elijan colores que combinen con toda la decoración y sea en función del tamaño de la pieza y el estilo de cortina; para los espacios pequeños se deben usar cortinas ligeras y lisas, y para los de grandes dimensiones se pueden emplear las de tela más mullidas para crear abrigo y calidez.

Recubrimientos

Una solución increíble y muy decorativa sería incluir un recubrimiento en las paredes de la habitación para dar un efecto muy cálido. En la imagen se percibe una decoración muy acogedora con el recubrimiento tipo madera que envuelve dos paredes y llena de personalidad el ambiente. La madera se repite en el piso y junto con el mobiliario de líneas actuales forma una encantadora recámara juvenil. Cabe destacar el empleo del color amarillo en el escritorio para inyectar alegría y vitalidad.

El tapete o alfombra

Nada más acogedor en un dormitorio, que la suave textura de una alfombra debajo de los pies descalzos. Es un elemento muy recomendado en habitaciones y es capaz, por sí solo, de elevar la categoría en la decoración. En esta recámara incluyen una alfombra de gran formato en un elegante estampado clásico. Enmarca sutilmente el área de la cama y los burós abarcando incluso el sillón de lectura. Una paleta de tonos neutros, junto a un sofisticado mobiliario, hacen que en esta habitación principal se perciba una atmósfera sofisticada y llena de buen gusto.

También te puede interesar
Espacios
Salas con buenas ideas & modo relax
Espacios
Salas y comedores, un estilo para cada gusto
Espacios
Zonas de estudio y de trabajo
Espacios
Pocos metros, mucho ingenio.