Inicio · Baños · Baños que brillan. Reflejos y transparencias

Baños que brillan. Reflejos y transparencias

Sin límites, abiertos a la naturaleza, con delicadas transparencias y recubrimientos con efectos cristalinos, son características de los baños más bellos.

Con puertas de cristal

De gran elegancia y con una estética impecable es este baño recubierto de mármol blanco en piso, pared y techo.

La integración de puertas de cristal templado consigue que la transparencia no limite la visual y permita disfrutar de este bello acabado. A su vez, la superficie del mueble bajo lavabo en un tono negro lacado y el espejo de gran tamaño añaden luminosidad y sensación de amplitud.

Recubrimientos

Los recubrimientos y acabados brillantes son texturas que aportan amplitud visual y expanden la luz, tal como los objetos a base de cristal. Las paredes de los baños se recubren de azulejos o cerámicas para evitar que la humedad deteriore la superficie y que la limpieza sea más fácil. Si además se emplean acabados satinados o cristalinos se eleva el estatus visual.

Los recubrimientos se han vuelto novedosos y llenos de vida, alegres, sugerentes y brillantes.
Las mejores marcas proponen estilos que se adaptan a cualquier tipo de proyecto y regalan ideas espectaculares para llevar a cabo en nuestras casas. Encontrar el formato y la combinación de materiales puede parecer complicado, por eso existe una selección de las mejores propuestas que ayuden a elegir la que mejor se integre a la personalidad y, por supuesto, a las necesidades del usuario.

Mirar al exterior

La transparencia del ventanal sobre la meseta del baño es una original idea que permite la entrada de luz natural y regala una hermosa vista del exterior. El diseño de los muebles permite colocar los espejos a una altura cómoda y el color blanco crea amplitud, dando continuidad a la zona de tocador. La sensación de dejar espacios abiertos y la correcta iluminación del área mantiene un buen estado de ánimo, además de proporcionar un ambiente sofisticado.

El espejo

El gran aliado en los baños y creador de efectos de amplitud es el espejo. Es necesario para el arreglo personal y se adecua según las necesidades. Para higiene personal, maquillarse, afeitarse o peinarse y, además de ser funcional, es altamente decorativo. La elección del espejo depende en gran parte del estilo del baño y según las preferencias. Algunos se inclinan por los de gran formato que permite que nos veamos desde cualquier ángulo y no solamente en la zona de tocador, sino en paredes completas. El diseño debe concordar con el estilo; sin embargo, en ocasiones, un espejo con marco de tendencia vintage o decorado puede lucir fantástico en un baño muy moderno. Existen de todos los tamaños y en diversos modelos: minimalistas, modernos, rústicos y clásicos, siempre dependiendo del marco que lo rodee.

La capacidad del espejo de reflejar una imagen nítida y clara se relaciona directamente con la calidad, y el estar expuesto en un ambiente húmedo lo hace propenso a la oxidación. Lo mejor es invertir en uno que contenga varias capas de plata con mayor resistencia a la corrosión y a la formación de manchas negras. Los espejos que integran iluminación en los costados son ideales para maquillarse o afeitarse, así como los de tipo retráctil que contienen un lado con aumento extra.

Espejos que decoran

Este baño compartido es una propuesta en total simetría; se divide en dos para incluir un par de lavabos con muebles suspendidos que, además de conseguir un estilo muy elegante, facilitan la limpieza del área. Arriba, dos espejos con marco redondo y hermosas lámparas que cuelgan del techo. Más que lucir como un cuarto de baño, el diseño del mobiliario lo eleva de categoría y consigue espacio suficiente para guardar artículos personales.

Transparencias

La transparencia del cristal puede conseguir que incluso el baño más reducido luzca amplio y desahogado. Hay una gran variedad de canceles para delimitar el área de la regadera y cada día se implementan nuevas tendencias en decoración para este espacio. Algunos diseños pueden parecer minimalistas, de líneas rectas y estilo sobrio; sin embargo, consiguen verse atemporales. Emplear cristal templado para las mamparas de la ducha puede parecer un poco costoso en comparación con las de acrílico, pero el resultado bien vale la pena, pues además de lucir espectacular, le da un plus a toda el área. Grandes ventanales con vistas a un jardín interior hacen que esta zona se parezca más a un spa de lujo, que transporta a lugares paradisiacos envueltos en una atmósfera de relajación total.
Los acabados traslúcidos en el cristal permiten el paso de la luz, pero sin ver qué hay detrás. Es una solución cuando se desea cierta privacidad o si el baño es compartido y se requiere intimidad. También puede utilizarse acabado traslúcido en la parte inferior o central dejando transparente el cristal en la parte superior.

Atmósfera de paz y confort

Un cuarto de baño con estilo y diseño, además de cumplir con su propósito original, debe ser capaz de proporcionar una atmósfera de paz y confort; mejor si se permite la entrada de la luz y el color de la naturaleza.

El baño no tiene por qué ser un lugar cerrado y monótono, sino más bien abierto a la luz. Antes se consideraba que por ser un lugar íntimo, debía ser muy recogido, con apenas una pequeña ventana y de dimensiones reducidas. Ahora, se sugiere darle más espacio a esta zona y abrirla al exterior, siempre manteniendo la privacidad que se necesita, pero implementando soluciones prácticas que permitan incluir ventanales y llenar la pieza de luz natural.

Una mirada al exterior regala energía positiva y un excelente estado de ánimo; un buen motivo para incluir ventanas en el cuarto de baño.

También te puede interesar
Baños
Baños que gustan y el porqué
Baños
Baños: La acertada elección de mobiliario, accesorios y recubrimientos
Baños
Baños distinguidos
Baños
Baños, tributo a la luz