Inicio · Nuestras Casas · 360º de Belleza

360º de Belleza

Rodeado de inmejorables vistas y en una privilegiada ubicación, el estudio de arquitectura Márquez Quevedo nos enseña uno de sus últimos proyectos, un departamento elegante y sofisticado.

Este departamento se encuentra en la nueva extensión del complejo “Punto Central”, gozando de una privilegiada ubicación. Este magnífico desarrollo posee unas destacadas vistas, ya que se pueden disfrutar los 360°, principalmente hacia la Sierra Madre y el Campestre.

El concepto nació con la intención de crear un espacio que enmarcara con mucho ingenio todas las vistas que contiene el departamento. Pero el mayor reto fue encontrar una solución a cada uno de los espacios consiguiendo satisfacer las necesidades del cliente. Su principal encargo era replantear el uso de las áreas disponibles proyectadas por recomendación del edificio y distribuir el departamento de tal forma, que el área social fuera de gran impacto con el mejor entorno escénico. El acceso principal es por elevador y nos da la bienvenida la calidez de un recibidor. A continuación, un comedor de generosas dimensiones para 12 comensales. Aquí se propuso una paleta de tonos neutros para permitir que los acabados fueran los encargados de enmarcar y dar protagonismo al espacio. Un plafón de madera de nogal se sitúa sobre la mesa de cristal y la iluminación de las lámparas llena de brillo la estancia. Siguiendo una línea simétrica se encuentra un extenso muro de espejo con grandes maceteros a los costados que magnifica el conjunto.
Un hermoso diseño de celosía de madera fabricada de modo artesanal separa la cocina, la cual se encuentra equipada y vestida con los mismos acabados de las demás piezas. Dicha celosía se lleva el papel protagónico, pues sirve para delimitar los distintos espacios del área social con sutil elegancia.

El bar funciona, al igual que la cocina, como elemento central, y para darle mayor realce se empleó piedra de ónix que, además, al tener luz propia consigue acaparar las miradas.

La sala principal se fusiona para ser parte de un área social donde se puede disfrutar de diferentes actividades. Esta zona, además de la sala formal, cuenta con un bar, mesa de juegos y sala de TV.

Para conseguir que la sala no perdiera importancia, se repite el concepto del comedor colocando una pared de espejo y se enmarca con un borde del mismo granito que se utilizó en los pisos.

Arriba de ésta se encuentra un plafón de madera con un trazo irregular cuyo fondo está forrado con espejos, dando así una sensación de mayor altura y profundidad. Como resultado se consigue un efecto increíble. Una sala multimedia comparte el mismo espacio, pero las separa una barra que se encuentra apoyada en el respaldo del sofá y sirve de mesa auxiliar para disfrutar una velada con amigos. Los invitados pueden disfrutar de una gran estancia colmada de hermosos detalles con una decoración muy atractiva.

Para todo el departamento se buscaron soluciones para que paredes, techo, suelo y mobiliario se vistieran con mucha calidez.

El toque final lo dan las obras de arte y fotografías.

Cabe destacar la importancia de la iluminación en toda la casa para crear efectos diferentes. Para esto se utilizaron varios tipos de lámparas que consiguen encuadrar de forma mágica cada espacio, ya sea puntualmente para iluminar los cuadros o con candiles suspendidos desde el techo para las mesas y el mobiliario.

Se cumplieron los objetivos propuestos: crear ambientes elegantes y sofisticados con estupendos remates visuales. La intención fue lograr escenas y, definitivamente, este departamento consigue lucir espectacular por donde se mire.

Fotografía: Juan Pablo Huacuja
Diseño: Márquez Quevedo / Arq. Fernando Marquez Quevedo.
Año: 2016
También te puede interesar
Nuestras Casas
Casa Villas
Nuestras Casas
Casa Olinalá
Nuestras Casas
Reviviendo un hogar
Nuestras Casas
La Casa de Cristal