Inicio · Nuestras Casas · Conexión con lo natural

Conexión con lo natural

Casa Abierta es un proyecto para una pareja de entrañables amigos. Un lote pequeño en uno de los desarrollos de mayor plusvalía del creciente norte de Mérida, fue el pretexto perfecto para este ensayo de lo que representa: desdoblar la frontera entre el exterior y el interior.

Una vez que la sobria, cuasi marcial fachada nos obliga a imaginar los secretos que oculta tras la solidez de sus vanos, descubrimos de un fuerte golpe y en una sola lectura, la extensión completa del espacio al abrir la puerta.
Y es como comienza a comprenderse la estrecha relación que tienen los espacios entre sí y con las áreas exteriores. El esquema de la casa es muy sencillo: la parte pública en planta baja mira a una terraza exterior cubierta que, a su vez, se prolonga hasta la piscina y el jardín. Esta sucesión horizontal de espacios permite que todo tenga vista y que desde cualquier parte uno pueda ingresar a los diferentes componentes del área social. La conexión vertical entre lo público y lo privado se da mediante una escalera que gira en torno a un árbol y que la envuelve, mientras éste sube buscando la luz.

Detrás de la solidez de los vanos de la fachada se esconde un despliegue del espacio interior hacia el exterior.

En la planta alta, recámaras con combinaciones de cristaleras y persianas o shutters dan identidad propia a la fachada posterior, mientras brindan privacidad a sus ocupantes.

Aprovechando una anomalía en la topografía del terreno se decidió generar por debajo de la tierra un espacio para el ocio y la convivencia.

El empleo de tonos, materiales y texturas fue cuidadosamente seleccionado, tanto para la arquitectura como para el Interiorismo, así como en el diseño y elección del mobiliario y la ambientación. La paleta de materiales fue muy sencilla, su empleo en cambios de ritmos y modulación logra interesantes combinaciones y contrastes.

Chukum, madera, piedra, cristal, acero y mosaicos de pasta son la lista básica de los elementos empleados. La vegetación es parte fundamental y está presente en todas las facetas del proyecto: árboles endémicos como el chaká se ven de forma reiterativa en el espacio, alternados con otras especies de color, tanto rastreras como árboles medianos.

Diseño arquitectónico: Roberto Ramírez Pizarro.
Área de construcción: 550m2.
Mosaicos de pasta: Pisos y Mosaicos La Peninsular.
Recubrimientos de muros: Chukum® Agua de Chukum.
Fotografía: David Cervera Castro
También te puede interesar
Nuestras Casas
Cálida y relajante
Nuestras Casas
Mexicanísimo
Nuestras Casas
Espacio Individual
Nuestras Casas
Toybox