Inicio · Nuestras Casas · Una escapada al mar

Una escapada al mar

Con una ubicación privilegiada, frente a una bahía protegida en Tulum, el diseño de esta casa fue pensado para ser totalmente autosuficiente, y para sumergir a sus moradores en el ambiente que ofrece el lugar.

La casa está alimentada de electricidad a través de un pabellón fotovoltaico, que le brinda sombra a una gran terraza en la azotea. El techo también recoge el agua de la lluvia que se filtra y se almacena para su uso. Otras áreas de la azotea cuentan con plantas nativas que proporcionan aislamiento y protección. Todos los desechos se procesan a través de un digestor y un sistema de humedales artificiales.

Un camino estrecho lleva a los visitantes a través de la densa vegetación a la sala de estar, comedor y cocina que están totalmente abiertos con vistas a la playa.

La sala, el comedor y la cocina forman un solo bloque, en donde la unidad de materiales crea una visual muy atractiva. Utilizando una paleta en tonos neutros, la madera se impone y llena cada rincón de la casa, tanto en mobiliario como en acabados en paredes y plafón. El recubrimiento de mosaico empleado en una pared principal aporta belleza y fusiona todos los colores que integran el conjunto. Esta zona se aprovecha al máximo, pues al encontrarse totalmente abierta, se vive como una gran terraza en medio de la agradable brisa marina.

“AL EMPLEAR MATERIALES NATURALES EN TODA LA CASA, COMO LA MADERA Y LA PIEDRA, SE CONSIGUE UNA MARAVILLOSA FUSIÓN CON EL ENTORNO”.

Los cuatro dormitorios en la parte de arriba también cuentan con vistas. La transparencia de la casa permite que los vientos predominantes fluyan a través y proporcionen enfriamiento mientras maximizan las vistas del sitio.
Las recámaras cuentan con una decoración muy puntual y desahogada para destacar al máximo las espectaculares vistas.
Las camas se visten con telas muy frescas e integran cortinas en el dosel para darle un toque romántico al dormitorio.
No cabe duda que en esta casa se logró una conexión total entre interior y exterior con puertas corredizas que desaparecen dentro de los muros y permiten disfrutar escenarios maravillosos. Un paraíso para soñar y desear al máximo una escapada al mar.

Ubicacion: Tulum, Q. Roo.
Diseño arquitectónico: Scott Specht & Brett Wolfe.
Mobiliario y decoración: Matthew Finlason.
Fotografía: Cortesía Specht Architects
También te puede interesar
Nuestras Casas
Lujo total
Nuestras Casas
Máximo espacio
Nuestras Casas
Estilo México
Nuestras Casas
Una vista de lujo