Inicio · Espacios · Salón familiar: Originales diseños para convivir

Salón familiar: Originales diseños para convivir

El “family room” o cuarto de estar familiar es un espacio destinado a la convivencia y el esparcimiento. Este lugar, además de cómodo y acogedor, debe ser un sitio muy versátil que se adapte a actividades diversas tal como leer, escuchar música, relajarse viendo una buena película o disfrutar de alegres pláticas familiares.

El diseño de esta sala resulta ser muy creativo; la tele está situada al centro, con una distancia muy cómoda para que visualmente se aprecie desde cualquier ángulo del cuarto. Cuenta, además, con una mesa de juegos redonda y una lámpara que cuelga sobre ella para dar un toque de alegría y luminosidad. Se sugiere que las lámparas colgantes no interrumpan la visual con la televisión y midan las alturas de ambos para dejar libre el área y se aprecien mejor las imágenes. Aquí, el color rojo de las sillas destaca sobre una estancia en base neutra para conseguir ese detalle de vivacidad que requiere una zona tan familiar.

El family room es un espacio que sirve para la convivencia familiar diaria, por lo que, además de acogedor, debe ser muy funcional y con piezas resistentes para conseguir una estancia desahogada y relajada. Principalmente en estas áreas, se recomiendan muebles minimalistas, ya que por sí solos desprenden orden y tranquilidad. Vemos un singular diseño, donde la madera en piso y pared llena de calidez y con pocos elementos se luce impecable.

Almacenaje

El cuarto de tele necesita muebles con espacio para guardar libros, álbumes de fotos, etc. Es básico incluir repisas y cajones que ayudan a mantener un orden visual; consiguen guardar aparatos electrónicos y cables para dejar despejada y ordenada la habitación. Un mueble integral en el que la TV se fusiona en un todo resulta ideal y práctico para tener a la mano los objetos de más uso en sus repisas y poder exhibir algún hermoso detalle decorativo.

El mobiliario

El sofá es un elemento indispensable y debe ser de gran capacidad. Para este uso se recomienda uno en forma de “L” que son muy cómodos y prácticos; los de piel o vinipiel son excelentes por ser durables y de fácil limpieza. El respaldo y el asiento deben ser lo suficientemente amplios para conseguir reclinarse de forma relajada. En la imagen, un espectacular sofá gris se sitúa al centro de la pieza y detrás, una mesa que cumple con diversos propósitos: puede ser escritorio o un apoyo para bocadillos, mientras se disfruta una película o algún juego de mesa. Una mesita infantil nos recuerda lo maravilloso que es disfrutar, en compañía de los más pequeños, una tarde de dibujos y cuentos. El plafón del techo tiene un diseño muy elegante y es el encargado de llenar de personalidad la habitación. En conjunto, es una estancia que invita a rodearse de un hermoso ambiente.

Para una atmósfera sobria y distinguida, el negro, el gris y los neutros son los indicados. Mobiliario, cortinas, tapete y accesorios se conjugan para llenar de calidez esta sala de estar. Aquí encontramos un práctico asiento “ottoman” que funciona, además, como mesa de centro si se le coloca una bandeja, o para descansar los pies en un ambiente relajado. El punto de máxima distinción lo otorga el original mueble para guardar licores y copas, que al abrirse sirve de mesita de servicio. El tapete es un recurso estupendo para definir ambientes y consigue hacer el cuarto mucho más acogedor. Son los tapetes los encargados de enmarcar el mobiliario; por un lado, la estancia y, por el otro, la mesa y sus sillas; cada espacio adquiere protagonismo. Las cortinas con mucho estilo consiguen atenuar la luz de los grandes ventanales para hacer más íntima la convivencia y poder ver la televisión sin molestos reflejos en la pantalla.

Si contamos con metros suficientes, podemos colocar una barra y algún tipo de muebles para la convivencia; unas prácticas mesas periqueras con sus bancas serían ideales. Crear diferentes alturas en los asientos llena de dinamismo cualquier ambiente. Por ser un espacio polifuncional, es decir, cuando una pieza de la casa sirve para diferentes actividades y, además de ser cuarto de tele, se convierte en bar para recibir visitas y convivir con amigos, lo ideal es contar con varios tipos de muebles para toda ocasión.

Una elegante sala convive con mesas más informales y bancas alrededor de la barra. De tal forma, este espacio se adecua para eventos con un gran número de invitados.

La madera en color nogal es el tono empleado en toda la estancia destacando en paredes y techo para darle a la estancia una elegante estética contemporánea. Una mesa de billar es la estrella en las reuniones y encaja a la perfección con el estilo distinguido de todo el mobiliario.

También te puede interesar
Espacios
Salas y comedores, un estilo para cada gusto
Espacios
Comedores. Pasemos a la mesa
Espacios
Gozo al exterior. Una mirada a la naturaleza
Espacios
Recámaras, un todo en armonía. Mezcla mágica