Inicio · Nuestras Casas · Con mucha personalidad

Con mucha personalidad

Un departamento ubicado en el corazón de la colonia Roma diseñado para una pareja joven que buscaba reflejar sus gustos y estilo de vida a través de su casa.

Lo que se buscó principalmente fue que cada espacio del departamento tuviera personalidad propia con espacios funcionales y acogedores. Se trató de aprovechar la construcción del departamento y los acabados que ya estaban para resaltarlos y jugar también con la altura de los techos que no son comunes en los departamentos de la zona.

El área principal está compuesta por la sala y, al ser el primer espacio que se ve saliendo del elevador, se procuró que causara impacto a cualquiera que entrara sin dejar de ser un lugar acogedor para sus habitantes y para las visitas. Este efecto se logró con los acentos en color verde que imprimen los sillones individuales y las plantas, así como con los tonos dorados que se agregaron en el mobiliario y los accesorios.

Del lado izquierdo de la sala está la terraza, que al tener unos ventanales muy grandes y dos puertas que se abren casi por completo, parece como si formara parte del mismo espacio que la sala, y es ideal para cuando hay visitas, o para desayunar o comer en época de calor. Por ese motivo, se buscó crear un espacio verde que se pueda ver desde la ventana, en vez de las ruinas de los edificios de enfrente y que cuando se utilice se sienta lo más natural y fresco posible.

Del otro lado de la sala se encuentra el comedor, al cual se le dio un toque retro con las sillas S32 con bejuco negro y las lámparas de cristal redondo. En ese mismo espacio se encuentra el recibidor, donde se trató de aprovechar la altura y se colocó un papel tapiz que más que decorativo es una obra de arte, y que también tiene tonos dorados, verdosos y azulados que hacen que sala y comedor convivan en armonía.

Para el estudio se trató de crear un espacio funcional para trabajar, pero que también fuera muy colorido y alegre, donde sus usuarios pudieran explotar su creatividad y pasar mucho tiempo trabajando. Es un espacio pequeño, pero con mucha personalidad.

Para la recámara se utilizó una paleta azul y blanca que evoca calma y que invita a la relajación y al descanso, y se agregaron tonos dorados y maderas para dar a su vez un poco más de calidez. Con los colores se buscó crear un espacio más moderno y que evocara las terrazas de los edificios de NY o cualquier otra ciudad grande. Esto se logró también con el material que se eligió para la pared del fondo con lámina. Se agregaron toques mexicanos para dar personalidad como los elementos de barro negro y el mosaico de la pared que va sobre el asador.

Fotografía: mariana martínez de alba y jorge garaiz
Proyecto: Ana Cecilia Tron Rubio, Jimena Tron Rubio y Julieta Rubio Barnetche.
Ubicación: Ciudad de México.
Año: 2016.
También te puede interesar
Nuestras Casas
Homenaje a Barragan
Nuestras Casas
Sobrio y clásico
Nuestras Casas
Departamento Polanco
Nuestras Casas
Casa MH