Inicio · Cocinas · Cocinas con diseño y tecnología

Cocinas con diseño y tecnología

Funcionalidad, estética, acabados, recubrimientos, llaves, formas, electrodomésticos, decoración… Esto y más para inspirarnos y conocer las nuevas tendencias en la cocina.

UNA ISLA
Ofrece, además de una gran superficie de trabajo, mucho espacio de almacenaje. Como se puede apreciar en la imagen, debajo de la isla se dispuso un enfriador de vinos que, además de práctico, resulta muy decorativo. Otra opción es aprovechar el espacio con una serie de cajones para la cubertería, especieros y si colocaste la parrilla en la isla, añade cajones grandes para las ollas y una columna extraible para colocar las especies.

PERSONALIDAD
Puesto que la cocina ya es punto de encuentro para la familia y en el día a día se vuelve más cómodo hacer las comidas rápidas en ella, disponer de una barra con sillas altas o bancas es lo ideal.
En la imagen vemos unas sillas de madera altas en forma de “Z” que destacan de manera muy singular y elevan la personalidad de la cocina, enfatizando el contraste de la madera empleada en los acabados con la cubierta blanca, el piso y las gavetas superiores.
Las cestas de fibra son perfectas para mantener frescas y en buen estado las verduras, ya que permiten su ventilación.
Dejar un espacio para colocar canastas resulta práctico y decoras con la naturaleza misma.

ZONA DE COCCIÓN
La estufa o placa de cocción debe tener de ambos lados una superficie de trabajo de mínimo 40 cm. Para tener a la mano ollas y sartenes se debe prever un espacio cercano a esta zona para almacenarlas. Actualmente, las firmas ofrecen una amplia gama de diseños para esta finalidad. Entre los muebles que presentan una mayor capacidad se encuentran las grandes cajoneras de extracción total, dotadas de pivotes interiores para evitar que las ollas se muevan.

RECUBRIMIENTOS
A la hora de diseñar la cocina debemos tomar en cuenta qué tipo de recubrimientos utilizar, para los pisos uno que sea antiderrapante. Siempre coloca un lambrín para proteger las paredes de salpicaduras de agua, aceite, etc., y que puede ser de diferentes tamaños: de 7 cm, de 45 cm o como en la imagen de arriba que cubre la pared completa.

ZONA DE AGUAS
El área del fregadero debe guardar unos 60 cm libres a ambos lados y quedar suficientemente alejada de la estufa. En diseño y estilo, la tarja ha ido evolucionando y actualmente encontramos una gran variedad de formas que se adaptan a todo tipo de cocinas y destacan por sus materiales altamente resistentes. El lavavajillas es conveniente tenerlo cerca del fregadero para evitar que el suelo se moje al pasar los platos. Del mismo modo, aquí tenemos una pieza fundamental y de gran utilidad: la llave o grifo. Es de suma importancia elegir una de calidad superior y que se adapte a nuestras necesidades en cuanto a diseño y movilidad. Sobre todo, si empleamos ollas y sartenes de gran tamaño, es recomendable poder manejarla fácil y ajustarla según el espacio. Son muchas las marcas y el estilo de las llaves se integra a cualquier tipo de cocina, desde las “trendy” hasta las más vanguardistas. Cabe decir que el diseño puede dar la pauta decorativa, es decir, si colocamos una llave con línea industrial lucirá estupenda en una cocina abierta o un “loft”.

ZONA DE ALMACENAMIENTO
Las necesidades de almacenaje son muchas y las posibilidades infinitas. Conseguir optimizar el espacio para que ollas, vajillas, platos, manteles tengan su lugar obliga a razonar buscando lo más funcional. En cuanto a mobiliario podemos incluir una columna extraíble que ofrece gran capacidad en poco espacio (con 25-30 cm de ancho) y que no supere los 180 cm de altura para que no quede inaccesible la parte superior. También se requiere un área de despensa con armarios con puerta que pueden colocarse en la parte de arriba de la meseta o zona de trabajo. Sin embargo, es posible prescindir de módulos superiores haciéndola lucir despejada y dar la sensación de mayor amplitud. Repisas abiertas o frentes de cristal suelen ser muy apropiados para cocinas estrechas. Si se colocan frascos y recipientes para pastas, cereales o semillas, además de ser práctico tenerlos a la mano, resulta muy decorativo.

Empotrar el horno arriba de los 90 cm hará mas placentera la tarea de cocinar, ya que, es más fácil manipular los alimentos y posteriormente limpiar.

SOLUCIONES DE DISTRIBUCIÓN
Analizando cada centímetro consigues la disposición lógica de una cocina muy funcional en donde la circulación y necesidades de almacenaje sean los más adecuados. No es necesario disponer de muchos metros para lograr una cocina coherente con el mobiliario que mejor se ajuste al espacio. Zonas de trabajo en paralelo, en escuadra, en forma de “U”, con isla central, por mencionar algunas, son las distribuciones más usadas.
Sin embargo, dependiendo de las puertas de acceso y las ventanas, las zonas de trabajo se acondicionan para respetar el paso y hacer más fluido el tránsito. Por ser una pieza de mucho uso, es primordial que la zona de cocción, la de aguas y la de almacenamiento queden despejadas, pero que nuestros movimientos sean prácticos y libres al momento de cocinar.

Cuando tenemos la sala, comedor y cocina en un mismo espacio, podemos delimitar las zonas empleando un recubrimiento diferente; una opción es utilizar un tapete en el área de la cocina.

ELECTRODOMÉSTICOS
Debemos tener en cuenta que los electrodomésticos son parte muy visual en una cocina y así como empleamos un buen tiempo en elegir el refrigerador y la estufa, es importante cuidar los detalles de los electrodomésticos menores. Si éstos se encuentran a la vista se pueden adquirir en el mismo acabado o color. Hay marcas que manejan diseños y estilos muy novedosos con alegres colores como rojo intenso o verde manzana.
Es increíble poder encontrar tostadoras y licuadoras con formas retro o muy vintage, pero con tecnología de última generación. Por el contrario, si no nos gusta tener la cafetera y la batidora a la vista, podemos incluir un módulo sobre la zona de trabajo con puertas de persiana que se cierran para guardar los pequeños electrodomésticos.

El orden en la cocina es de suma importancia, contar con repisas cerca del área de cocción te ayudará a tener a la mano todo lo necesario y de primera necesidad para preparar tus alimentos.

Las islas son muy funcionales, te permiten aprovechar el espacio y en ellas puedes anexar el desayunador, utilizarlo como área de trabajo o colocar la parrilla en esta zona.

ORDEN Y MATERIALES
La primera regla es ordenar los muebles de manera que haya de todo en un espacio pequeño. Los muebles deben facilitar nuestros movimientos, así que debe organizarse bien sus lugares. Utiliza los armarios que estén en la pared para para poner las cosas de uso menos frecuente. El orden es fundamental para evitar una sensación de claustrofobia.
En una cocina pequeña, las estanterías pueden ayudar a explotar el espacio en altura.
Los materiales perfectos para las cocinas pequeñas son la madera de color cálido y el acero, ya que darán una sensación de profundidad a la habitación. Para una cocina luminosa usa cortinas de tela ligera transparente y colores claros, también pueden aprovechar ventanas o puertas que dejarán entrar luz natural durante el día. Si no tiene ventana o está mal posicionada, busca opciones de lámparas que den el toque de iluminación a tu espacio.

ESTILO DECORATIVO
Por lo general, buscamos que la cocina se integre al resto de la decoración de la casa, sobre todo si es abierta o se comunica visualmente con otras piezas. Los colores y materiales que empleamos definen en buena parte el resultado final. Antes se pensaba que únicamente podíamos emplear un tono para todas las puertas y cajones, o un solo material para la cubierta. Sin embargo, ahora la tendencia es hacer cocinas más armónicas empleando distintos acabados y colores logrando un contraste cromático muy favorecedor.

También te puede interesar
Cocinas
Tu cocina. Armonía ante todo
Cocinas
Cocinas. Una perfecta distribución
Cocinas
Cocinas neutras y con dosis de color
Cocinas
Cocinas actuales y bien combinadas