Inicio · Espacios · Zonas de estudio y de trabajo

Zonas de estudio y de trabajo

Para los que nos llevamos el trabajo a casa, para los que nos gusta leer, para los más pequeños que tienen tarea escolar… Todos necesitamos un estudio en casa con una atmósfera cómoda y relajada que nos invite a realizar dichas actividades.

Las zonas de estudio no tienen que ser un lugar aburrido y sin encanto, por el contrario deben poseer ciertas características que fomenten la creatividad y nos ayuden a la concentración. Tanto en la casa como en la oficina, contar con el mobiliario y los accesorios adecuados, como una mesa firme y una silla ergonómica, harán que el trabajo diario sea más fácil y eficiente.

SEGÚN EL ESPACIO

En el hogar, proyectar un estudio confortable en una sala multiusos, fomenta el encuentro y la convivencia entre la familia. ¿Cómo conseguir una zona compartida en la que todos se sientan cómodos? Pues igual que como diseñamos otras áreas de la casa, como un traje hecho a la medida, tomando en cuenta el número de habitantes, edades, gustos y necesidades.

Según el espacio, es posible acomodar en una pared toda la zona de estudio. Se realiza con muebles a medida, que incluya librero, gavetas, enchufes, iluminación adecuada y sillas de respaldo recto. Se trata de compartir el espacio y el tiempo, y así, mientras los hijos hacen la tarea, los adultos pueden leer o escuchar música, y estar atentos a ellos.

El trabajo se vuelve compatible con el día a día. Si los metros lo permiten, una mesa redonda como en la imagen, es de gran utilidad, pues lo mismo sirve de apoyo para trabajar en equipo, que como mesa de juegos. Aquí vemos que la combinación de materiales, colores y texturas guardan coherencia destacando cada área y enfatizando las diferentes zonas.

¿Y EL ESTILO?

Moderno, minimalista, ecléctico, clásico… No hay límites en cuanto estilo se refiere; sin embargo, guardar armonía con el resto de la casa puede ser integrador. Para ambientes más bien clásicos y conservadores, un mobiliario sobrio y elegante es lo indicado.

La piel empleada en los sofás y el sillón imprime personalidad y carácter al despacho. Recrear dos zonas en una misma habitación es muy funcional, una formal con escritorio y un área más relajada con una pequeña estancia para reuniones privadas.

Las mesas redondas dentro del estudio favorecen la comunicación y el diálogo cuando se realiza una junta de trabajo. Los muebles para oficina han ido evolucionando y en la actualidad es posible encontrar todo tipo de mesas, sillas y escritorios que, por su estilo y diseño, encajen perfectamente con nuestras necesidades y preferencias.

OFICINAS COMPARTIDAS

Las oficinas más innovadoras sugieren que el trabajo pueda realizarse en conjunto, pero sin interferir con las tareas que cada quien tiene asignadas. El “coworking” (en español, cotrabajo o trabajo en cooperación) es una forma de trabajo que permite a los profesionales compartir oficina y equipamiento para desarrollar sus proyectos. Esto consiste en un área abierta para promover la comunicación entre sus empleados y así el trabajo diario sea más fácil y eficiente. El carácter flexible y práctico en este tipo de espacios permite a los profesionales establecer lazos y fomentar la pertenencia. Los muros bajos crean pequeños espacios privados cuando se necesita la concentración y si contiene un color brillante despierta la creatividad. Los proyectos para oficinas actuales estudian a detalle las emociones y los resultados que requieren para cada área. Siendo el amarillo el tono empleado, entonces sabremos que es capaz de estimular la actividad cerebral, potenciar el optimismo y la energía para el trabajo, favoreciendo una mayor resistencia a la fatiga.

También te puede interesar
Espacios
Sala y comedor, creando sensaciones
Espacios
Terrazas: el gran disfrute al aire libre
Espacios
Al aire libre
Espacios
Salón familiar: Originales diseños para convivir