Inicio · Nuestras Casas · Naturaleza al máximo

Naturaleza al máximo

La Casa Alejandro se ubica en una privada residencial a las afueras de la ciudad de Mérida. De inicio, nos encontramos con un terreno con fachada principal mirando al poniente, mientras que la parte posterior colinda con un parque, que es zona restringida por el INAH, debido a que contaba con vestigios mayas.

Se hizo un levantamiento de árboles, parte importante en el desarrollo del proyecto, ya que la casa se va desenvolviendo alrededor de ellos, conservándolos en jardines interiores y como remates visuales de los espacios.
El deseo de los clientes fue una casa amplia y como requisito importante lograr una sensación de calidez, comodidad y funcionalidad, donde pudieran relajarse en su vida diaria.

El jardín es el protagonista de la casa, ya que todos los espacios miran hacia él, por lo que éste se desarrolla a casi todo lo ancho del terreno albergando una piscina, un canal de nado y un bar. El jardín es acompañado por los árboles existentes que le dieron vida desde un inicio, entre los que se encuentra un árbol de jabín que queda al centro de la casa como vista del comedor, terraza y cocina; un árbol de chaká, que es la vista del cuarto principal, en cuyo acceso existe un patio interior donde hay un árbol de tzalam, y a un costado de la cochera, otro árbol de jabín acompaña este espacio.

La casa se desarrolla en dos niveles. La planta baja es comprendida mayormente por las áreas sociales que tienen vista hacia el jardín, piscina y bar como remates. La cocina, que es considerado uno de los espacios más importantes, se ubica en un punto central donde convergen las escaleras principales, recámara principal y el área social. La recámara principal se ubica en planta baja con orientación norte-sur y acceso directo al canal de nado como petición del cliente. En la planta alta nos encontramos con una sala de TV, que es el vestíbulo de los cuartos; allí se tiene un área de trabajo con vista al jardín y parque; este espacio conecta con dos habitaciones.
Accediendo desde la cochera, a través de una escalera, se ubica el área de servicios con baño, lavadero y patio de tendido.
Formalmente, la fachada principal, al estar orientada al poniente, se mantiene cerrada para proteger del sol. El acceso permanece a resguardo al quedar remetido y es necesario un puente para poder llegar a él. La fachada posterior, al ser oriente, es más abierta para poder disfrutar el jardín y captar los vientos dominantes. Esta fachada se protege con algunos volados de madera. La piedra que se usa es de la región que, junto con la combinación de colores y madera, logra el ambiente cálido que buscaban los clientes.

Una cocina funcional diseñada por Alucuines, que sigue la premisa de “explotar” el entorno, se abre al exterior gracias a puertas de piso a techo, y ventanas que la llenan de luz.

Diseño: 
Punto Arquitectónico/Israel Ramírez Segura + Alejandra Molina Gual + Mauricio Rosales Aznar.
Localización
: Mérida, Yucatán, México. 

FOTOGRAFÍA: TAMARA URIBE M.
También te puede interesar
Nuestras Casas
Con mucha personalidad
Nuestras Casas
Paz y armonía
Nuestras Casas
Recuerdos de viaje
Nuestras Casas
Un sitio privilegiado