Inicio · Nuestras Casas · Espacios abiertos

Espacios abiertos

Esta casa ubicada al sur de la Ciudad de México cuenta con 1,400.00m2 de construcción aproximadamente y fue un reto lograr lo que los clientes querían, ya que a pesar de contar con mucho espacio, tenían un proyecto interior compuesto de muchos “cuartitos” y zonas demasiado divididas. El primer objetivo fue romper con esa propuesta para modificar las escalas.

Una de las principales propuestas y retos fue diseñar una sala que fuera bar y al mismo tiempo cuarto de juegos, donde se pudieran ver partidos, y que a la vez funcionara como espacio de lectura... Tenía muchas funciones, inclusive hasta de comedor. Se logró integrar todos estos espacios por medio de muebles divisorios y diferentes ambientes, sin la necesidad de meter todo en cuartos separados como indicaba el proyecto original, además de que se integran perfectamente al jardín, a la terraza y al acceso. La creación de espacios dinámicos con mucha luz natural es característica primordial en todos los proyectos de Basch Arquitectos, siempre utilizando materiales cálidos y colores neutros para acentuar la iluminación.
En el acceso se proyectó una chimenea que divide el vestíbulo de la sala para que fuera algo que dejara entrever, sin saber qué pasa del otro lado. Luego, de esta misma chimenea, da la vuelta un librero que oculta la puerta del baño de visitas, que a su vez tiene una puerta corrediza que oculta la televisión, y dos puertas que no dejan ver el bar.
Al comedor lo vestibula un gran trinche con cuya iluminación se logra el efecto como de un mueble flotado, en donde puedes poner un bufette y guardar toda la vajilla, sin que se vea como el mueble tradicional, pues de un lado es un lambrín de madera y del otro cumple con todas estas funciones.

No se necesitó poner mucho mobiliario en este comedor, ya que la lámpara es espectacular y escultórica. Y el remate visual es un jardín, pues les encanta la idea de integrar el exterior en el interior, por lo que las vistas verdes se meten en la casa dando mucho color a ésta; sobre todo porque puedes abrir toda la cancelería para juntar el comedor interior con la mesa de comedor de la terraza.

Diferentes ambientes convergen en una misma visual: el exterior; cada uno diseñado para satisfacer el uso y comodidad del cliente.

Enfrente se ubica una sala más pequeña formada por cuatro sillones giratorios de color negro y una pequeña mesa al centro. En este espacio puedes sentarte a platicar o ver un partido en la tele, o simplemente sentarte a disfrutar de la gran chimenea. A la barra se le colocaron tres lámparas que simulan un escritorio de biblioteca, ya que al estar escondido el bar en el librero, da una sensación mucho más acogedora y elegante que la de tener un bar y una barra en tu sala. Además de que en los bancos de bar se utilizaron telas para que todo tuviera mayor calidez y elegancia. El material y forma de la barra también ayudaron mucho a lograr esta sensación. Enfrente de este espacio se encuentra la sala principal y toda la vista de la terraza y el Jardín. En la terraza se diseñó una chimenea vertical para que no se perdiera a la hora de amueblar y sirviera como vista a toda el espacio; también se proyectó un gran asador con barra para comer o acompañar al chef.

Todos los espacios fueron hechos pensando en la necesidad del cliente y en la función. En planta baja hay una gran biblioteca que es a la vez el despacho, además de sala, comedor, cocina, family room, gimnasio, cava, jardín y terraza.
Muchos muebles son diseño de Basch Arquitectos y los colores en los muros también son mezclas propias para lograr el tono exacto. Para decorar se usaron muebles de diseñador que acentúan los espacios como las sillas Shell en la sala, y las lámparas que prácticamente son esculturas, así que se colocaron muchas lámparas de diseñadores muy importantes que dan la personalidad a los espacios. Por ejemplo, para crear un espacio exterior acogedor, se usó una lámpara de piso en la terraza como si fuera una sala tradicional. En planta alta se ubican los espacios más privados: una sala de TV, un espacio para tareas, dos recámaras, la recámara principal y un cuarto de juegos, en donde se diseñó una mesa especial para que los niños puedan dibujar y jugar, o armar lego. Y las recámaras se diseñaron en función y personalidad de los usuarios.
El estilo de la casa tiende a lo escandinavo por el tono de maderas que se usaron, así como por la paleta de colores y texturas que se manejaron en telas y mobiliario.

Proyecto de interiores: Basch Arquitectos / Arqta. Alejandra Bartlett, Arqta. Ingrid Schjetnan, DI. Alejandra Alpuche.
Ubicación: Ciudad de México.
FOTOGRAFÍA: JAIME SILVA
También te puede interesar
Nuestras Casas
Casa GP
Nuestras Casas
Casa U
Nuestras Casas
Hasta el último detalle
Nuestras Casas
Inspirada en el buen gusto