Inicio · Nuestras Casas · Reviviendo un hogar

Reviviendo un hogar

El proyecto de la Casa BR consistió en la remodelación de un inmueble con una antigüedad aproximada de 30 años en una de las zonas residenciales de mayor prestigio en Hermosillo, Sonora.

El reto fue muy particular debido al marcado estilo clásico original de la residencia y al hecho de que no se contaba con planos de lo existente como sucede en muchos proyectos de remodelación. Es por eso que el proceso de diseño y construcción se llevó en gran parte en obra para, de esta manera, respetar lo mejor posible la estructura de la casa.

El inmueble cuenta con 740m2 de construcción en un terreno de 846m2. La distribución de los espacios se conservó intacta, sólo se adaptó cada uno a las necesidades actuales de una casa moderna y a los gustos de la nueva familia. Las únicas áreas nuevas que se adicionaron a la casa fueron un nuevo bar en el patio, una caseta de vigilancia y un gimnasio para la recámara principal.

Entre las necesidades de la nueva familia se buscaba la seguridad de la casa, por lo que se decidió cerrar las cocheras con puertas automáticas de policarbonato traslúcido permitiendo la entrada de iluminación natural; además, se construyó una caseta de vigilancia y un acceso de servicios. Para la entrada principal se diseñó un nuevo pórtico y un portón de herrería que brinda privacidad al acceso principal de la casa, el cual es un área de transición donde la vegetación, la luz y las sombras crean un recorrido interesante y diferente a lo largo de todo el día.

El comedor es el punto central de la casa donde convergen la sala, la cocina, las escaleras que suben a la biblioteca (antigua estancia de televisión) y las recámaras. Además, los ventanales del comedor dan acceso al patio. Para el diseño de interiores se eliminaron los elementos de ornato en madera y parte de este material se utilizó para piezas de nuevo mobiliario en la casa. Incluso, el mueble del antiguo bar ahora es una credenza restaurada en la sala.

La cocina y comedor cuentan con una privilegiada vista a la terraza, la alberca y el bar. Debido a la restricción existente de altura de la losa de entrepiso sobre la cocina se decidió eliminar cualquier gabinete superior en el diseño, para tener una mayor sensación de amplitud. La campana sobre la parrilla fue hecha a la medida en acero inoxidable, debido a que se buscaba dar un toque industrial a esta parte de la cocina. Las cubiertas son de granito itauna para permitir que a la hora de cocinar se utilice la cubierta sin riesgo de tener manchas o usar aditamentos para el calor de los instrumentos. En el pasillo hacia la lavandería y bodega se sustituyeron las puertas de madera existentes por unas corredizas de cristal blanco.

El nuevo bar de la Casa BR es un espacio independiente donde se manejó un muro de ladrillo aparente avejentado e iluminación desde el piso, que crea un efecto dramático de gran textura. Sobre la grapa de granito del bar encontramos otro candelabro similar al que se encuentra en el vestíbulo de acceso a la casa, pero en una forma longitudinal. La silla cromada es una pieza de los años 60’s recuperada.

El proyecto fue un gran reto y es muy satisfactorio ver cómo una casa vuelve a ser actual, ver cómo una nueva familia le da vida, la adopta como suya y la disfruta todos los días. Remodelar una casa es una situación donde lo nuevo y lo viejo ganan, un espacio muere si lo dejan de utilizar, se deteriora. Si bien, el futuro no está escrito, esta casa se encuentra lista para muchos años más satisfaciendo perfectamente todas las necesidades requeridas, sin haber hecho una construcción empezando de cero.

LA TEXTURA DEL TABIQUE Y EL GRAN MURO DE PIEDRA QUE DIVIDE SALA Y COMEDOR SE HACEN PRESENTES DESDE CUALQUIER ZONA DEL ÁREA SOCIAL CREANDO UN AMBIENTE CÁLIDO Y HOGAREÑO.

Fotografía: Alexander Potiomkin
Arqto. Juan Luis Fernández Valenzuela.
Ubicación: Hermosillo, Sonora.
También te puede interesar
Nuestras Casas
De alto contraste
Nuestras Casas
Fusión integral
Nuestras Casas
Rescate oriental
Nuestras Casas
Elegancia plena