Inicio · Nuestras Casas · Un sitio privilegiado

Un sitio privilegiado

Ubicada en una de las zonas más exclusivas de Acapulco, esta casa nos presenta un contexto abierto a la orilla del mar, ya que cuenta con un gran ventanal que permite que la luz bañe el interior; un espacio privilegiado para observar la puesta del sol. En este proyecto predominan colores sobrios y materiales naturales como maderas, raíces y mármol.

Las formas simples y las diferentes texturas crean un espacio cien por ciento confortable, que marca la estética.

Todas las áreas fueron resueltas para el descanso y la convivencia de la familia. El comedor de grandes dimensiones es un diseño en madera de tzalam macizo con cubierta de vidrio complementado con sillas ligeras en piel y tzalam. La sala cuenta con muchos cojines que invitan al descanso, dos chaise que rompen con lo formal, sillones en madera y alfombras en fibra natural. El espacio se enmarca, por un lado, con un muro alto en lambrín con espejo en secciones tipo ladrillo y, por el otro, una escalinata con peldaños en madera; barandal en cristal templado con herrajes de acero inoxidable; cuadros en tonos menta, arena y gris; un muro con una continuidad de formas irregulares en madera natural, y decoraciones caprichosas en metal, dándole mucho movimiento al lugar. Al fondo, la cocineta con cubierta en mármol Jaguar Blue y frentes en madera de tzalam.

Todo en conjunto nos brinda un espacio armonioso con un refrescante soplo de actualidad. La mayoría de los muebles fueron diseñados atendiendo a las necesidades del cliente, exaltando su personalidad reflejada en cada detalle. Funcionalidad y estética están presentes en el mueble de televisión que de día sólo deja ver los entrepaños que contienen piezas de arte y libros, y con puertas corredizas nos muestra el gran plasma oculto. La recámara principal goza de una vista privilegiada hacia el océano y provee a sus moradores sentimientos de paz y reflexión, y junto con las demás habitaciones fue cuidadosamente armonizada con colores serenos y unos destellos en plata, que invitan al descanso. Se requerían unas tonalidades neutras que transmitieran equilibrio y la sensación de habitar un hogar cómodo, fresco y actual.

Diseño Interior: Mario y Mauricio Hallatt.
Ubicación: Acapulco, Guerrero.
Fotografía: Guillermo Montesinos
También te puede interesar
Nuestras Casas
Historia con estilo
Nuestras Casas
Máximo espacio
Nuestras Casas
Refugio de paz
Nuestras Casas
Moderna sofisticación